SERVICIOS MÉDICOS

Se recomienda visitar al neumólogo infantil cuando el niño tenga dificultades para respirar, una respiración ruidosa, tos y estornudos junto con fiebre persistente, exceso de líquido saliendo de la nariz, ruido ronco, somnolencia o agitación, palidez o sudoración.

ESPIROMETRÍA

BRONCOSCOPIA

FIBROSIS QUÍSTICA

DISPLASIA BRONCOPULMONAR